atletashellineros.es

enviar_email
LOGO_cah_2 LogoGlorieta

La XI ruta senderista que organiza la Diputación regresa a La Manchuela en Fuentealbilla

La Mancha Press Luis Vizcaino 7212



Este evento recorrió parajes de Fuentealbilla, en la “Ruta de El Galayo”

Albacete, 17 de abril de 2016.- Este domingo, día 17de abril, se celebró la décimo primera de las rutas que la Diputación Provincial de Albacete organiza dentro de la III Edición de Rutas de Senderismo, que llegaba hasta Yeste,  después de visitar otros municipios como  Higueruela, Villamalea, Almansa, Villalgordo del Júcar, Madrigueras, Chinchilla, Alcaraz, Alpera, Bienservida y Yeste.


La ruta, que se denominaba “Ruta de El Galayo”, es un trazado circular que recorre distintos paisajes, zonas de cultivo, montañosas y parte de ribera, típicos de este pueblo situado en la parte centro-norte de La Manchuela albaceteña, a tan solo 45 km de la capital. Con una dificultad técnica baja, un recorrido de 18 kilómetros y de unas cinco horas de duración.


Tras el saludo del alcalde de Fuentealbilla, Ángel Salmerón Garrido, y reparto de obsequios, sobre las 9:30 comenzamos la ruta, paramos en  la Plaza Mayor de Fuentealbilla, que la conforman El Pilar, fuente con cuatro caños, cuya construcción se realizó en 1789 durante dieciséis semanas y cuyo coste total fue de 21.512 reales de vellón, y el Ayuntamiento, en Mayo de 1907 se acordó construir la Casa Consistorial, escuelas y habitaciones para maestros. El arquitecto Francisco Manuel Martínez fue el encargado de los planos, memoria, y presupuesto.

 

Pasamos por la puerta de la ermita del Cristo para dirígirnos por la calle del lavadero hacia los restos de las Termas Romanas, conocida en Fuentealbilla como “La Fuente Grande”, resto de una cisterna romana que todavía permanece en buen estado de conservación y justo al lado de lo que era en aquella época una fábrica de cerámica, la cantidad de resto de vasijas, ánforas y demás enseres así lo atestiguan.

 

Nos adentramos en campos de cultivo, donde destaca la viña  y el almendro. Llegamos a la Caseta de la Vía, una de las dos estaciones construidas en Fuentealbilla  para la línea Baeza-Utiel, junto a los cuatro, en La Manchuela,  de los 25 viaductos construidos,  y uno de ellos se encuentra en Fuentealbilla, con una longitud de 138,6 metros. Y debe su nombre al paraje en que se edificó, la Cañada del Cardenal, que antaño fue un río y ruta de importante comunicación muy utilizada en la época ibérica y romana.

 

Este era nuestro siguiente destino, por la cómoda Vía Verde que los comunica, y donde tras pasar por encima de él,  e impresionarnos con su altura, hicimos una parada para contemplarlo y almorzar.

 La Mancha Press Luis Vizcaino 7247

La Mancha Press Luis Vizcaino 7296

La Mancha Press Luis Vizcaino 7325

La Mancha Press Luis Vizcaino 7334

La Mancha Press Luis Vizcaino 7442

La Mancha Press Luis Vizcaino 7445

La Mancha Press Luis Vizcaino 7459

La Mancha Press Luis Vizcaino 7476

La Mancha Press Luis Vizcaino 7501

La Mancha Press Luis Vizcaino 7562

La Mancha Press Luis Vizcaino 7622

La Mancha Press Luis Vizcaino 7657

Abandonamos definitivamente la vía, y por terrenos de cultivo, con un espectacular verdor, nos dirigimos a uno de los  rincones más bellos “El Galayo”  una de las zonas paisajísticas más ricas de Fuentealbilla: La Cañada. Esta rambla estacional cruza los términos de varios pueblos antes de llegar al Júcar a la altura de Jorquera. En dicho paraje se sitúa La Fuente del Galayo, que debe su nombre a la prominencia aguda de una roca pelada que, de forma espectacular, se eleva sobre los montes circundantes. Alberga un bello estanque, que ya en el siglo XVIII despertó gran interés la riqueza y variedad de sus plantas medicinales.

 

Aquí el Ayuntamiento nos tenía preparado un tentempié que gustosamente  tomamos contemplando esta preciosidad de entorno que nos rodeaba,  acondicionado para su disfrute, con distintos rincones previstos de mesas,  bancos,  papeleras,…


Tras el descanso, nos quedaba todavía recorrido y un desnivel de subida de casi 100 metros. Atravesamos la Rambla de las Carboneras, nombre que también recibe la Sierra por la que nos movemos. Conforme vamos cogiendo altura las vistas cada vez son más impresionantes, primero, de El Galayo y los distintos campos cultivados y luego del casco urbano visto desde lo más alto, merecía la pena la subida. Continuamos por la cresta para llegar a una preciosa zona llamada Los Toriles, paraje con una orografía especial y  donde antiguamente utilizaban para guardar el ganado, el entorno y el olor a la gran cantidad de plantas aromáticas era impactante.

 

Desde aquí solo nos quedaba regresar al pueblo a comer y luego visitar más tarde las bodegas Iniesta.


Un día que comenzaba en Albacete lluvioso y  nuboso y que al llegar a Fuentealbilla aparecía el sol, escondido a veces por las nubes, hizo que la ruta fuera agradable y placentera, con fantásticas vistas, donde disfrutaron los 50 participantes de esta actividad, gracias a la iniciativa de la Diputación Provincial de Albacete.

La siguiente  salida será el próximo sábado, día 23 de abril, en Pétrola, una ruta circular y denominada “Laguna de Pétrola”, de unos 14 kilómetros de distancia, una dificultad técnica baja, con salida a las 9:00 horas desde la Casa de la Cultura del municipio.

 

cropped-icono-1-100x100